Finalmente tengo evidencia de que nadie lee esta bitácora. En otras noticias, muy seguramente es una órbita sumamente alargada porque estos últimos días he experimentado vuestro apomelasma. Pero más allá de eso, esta semana surgió el fanboy que hay en mí y terminé leyendo varias historias de Richard P. Feynman. Sin duda alguna sigue siendo una gran fuente de inspiración.

Día 155. 4 de febrero de 2021

Hoy terminé de leer el décimo tercer libro. El subtítulo del libro lo describe perfectamente: Aventuras de un curioso personaje. Richard Feynman es una de esas grandes mentes brillantes de las cuales he tenido la fortuna de aprender.

El libro me gustó mucho porque en él cuenta historias desde su infancia y como es que su honestidad y curiosidad lo metieron en varias situaciones socialmente incorrectas. Seguramente sólo estoy siendo un fanboy, pero realmente me identifico bastante con varios aspectos de su personalidad. Al final, de algún modo, tenemos que entender como funciona el mundo y por eso hacemos tantas preguntas.

Día 155. 4 de febrero de 2021

Día 156. 5 de febrero de 2021

Jamás imaginé que este día llegaría. No sé cuántos años hayan pasado ya desde la última vez que tuve la fortuna de contemplar al Colibrí, tal vez un lustro ha pasado desde aquella última vez. Hoy se ha manifestado nuevamente, al menos, de una forma simbólica. No sé por cuánto tiempo se mantendrán alineadas esas estrellas que hace años creé para formar su constelación, pero, sin duda alguna, su presencia ilumina esta noche.

Día 156. 5 de febrero de 2021

Día 157. 6 de febrero de 2021

Hoy comencé a trabajar en un “proyecto”. Cuando la inspiración está conmigo, puedo llegar a ser muy creativo, sobre todo si, de hacer travesuras, se trata. Pasé gran parte de la tarde (y noche) cortando papel, pegando papel; rayando donde no debería rayar. No soy experto, pero hice mi mejor esfuerzo. Y este a penas es el primer paso.

Día 157. 6 de febrero de 2021

Día 158. 7 de febrero de 2021

El décimo cuarto libro es una especie de continuación al anterior. Sí, más aventuras de un curioso personaje. Lo que más me ha gustado de este libro es como cuenta su participación en el comité que investigó el accidente del Space Shuttle Challenger. Como es que su curiosidad por entender cómo funcionan las cosas y su enfoque científico lo llevaron a descubrir malas prácticas en lugares donde ya nadie prestaba atención. Y, al mismo tiempo, mantuvo una mente abierta que lo llevó a cambiar su opinión inicial cuando encontró clara evidencia que demostraba que su opinión era equivocada.

Día 158. 7 de febrero de 2021

Día 159. 8 de febrero de 2021

Como cuando estás chambeando arduamente, te levantas por un vaso con agua y un incendio forestal se empieza a salir de control a varios kilómetros de distancia. A veces uno se puede perder de eventos extraños des este tipo cuando no se detiene un instante a contemplar el entorno (o tomar un poco de agua). Recuerdo que el año pasado se puso muy bueno el incendio e incluso compartí unas imágenes, aunque de día no es tan espectacular como de noche.

Día 159. 8 de febrero de 2021

Día 160. 9 de febrero de 2021

Ya casi florea toda mi plantita, cuatro años después. Me gusta mucho. Le tomé una foto con mi celular y se la compartí a mi amiga que me la regaló. Seguiré documentando su progreso y quizá aparezca una vez más en estas páginas. A veces cosas tan sencillas son suficiente para apreciar el mundo con una sonrisa. Un momento de calma que me hace reflexionar sobre tantas cosas.

Día 160. 9 de febrero de 2021

Día 161. 10 de febrero de 2021

El décimo quinto libro de este proyecto y aún queda más de medio año (¡pandemia nunca te acabes!), a este paso me terminaré mis libros y no hay presupuesto para más en este año. Este libro fue un regalo que recibí en el intercambio de la oficina. Es el texto de tres conferencias que dio Feynman en la Universidad de Washington. Lo mejor de este libro es donde describe el valor de la ciencia en la vida cotidiana.

Lo importante que es reconocer que no sabemos, de reconocer nuestras dudas, de ser escépticos y curiosos, porque el no saber es lo que nos empuja a explorar nuevas ideas, a intentar formas diferentes de resolver un problema. Vivir en incertidumbre es parte fundamental de un científico, eso significa que te encuentras en el horizonte entre lo que te resulta conocido y desconocido.

Día 161. 10 de febrero de 2021

P.S.: I love you

Treinta y Sexy: Semana 22